Wok de pollo y calabacín

El wok es uno de esos imprescindibles en vuestra cocina. Si aún no cuentas con uno, ponlo desde ya en tu lista de la compra porque ¡te va a cambiar la vida!. Oriundo de la gastronomía cantonesa, allí denominado ‘wok hei’, es un básico en las cocinas orientales desde hace más de 3.000 años.

¿Sus ventajas? El wok permite saltear, freír o cocer al vapor gran variedad de alimentos en poco tiempo, sin apenas grasas, respetando su sabor y valor nutritivo y, por tanto, haciéndolos mucho más saludables.

Así que, aquí va una receta super básica, un wok de pollo y calabacín. Con sólo 3 ingredientes principales, y en menos de 15 minutos, tendrás un platazo listo para disfrutar.

 

Ingredientes para dos personas:

  • 2 pechugas de pollo ecológico o de corral
  • 1 calabacín grande
  • 2 tomates en rama.
  • Sal marina sin refinar, pimienta
  • AOVE.

 

Ingredientes para marinar el pollo:

  •  1/2 limón exprimido
  •  1 cdta de tamari
  •  1 cdta de jengibre fresco rallado
  •  1 diente de ajo sin corazón rallado
  • Albahaca y/o cebollino frescos

 

Elaboración:

  1.  Trocea las pechugas a tiras con ayuda de unas tijeras de cocina, salpimienta y reserva.
  2.  Prepara en marinado en un bol, añadiendo el zumo de limón, el tamari, el ajo, las hierbas aromáticas y el jengibre fresco.
  3. Añade las tiras de pollo al marinado y resérvalo en la nevera unos 10 minutos para que se impregne bien de los sabores.
  4. Lava el calabacín y córtalo en rodajas finas con ayuda de una mandolina.
  5. Pela los tomates, retira las semillas y trocéalos en brunoise (cuadraditos pequeñitos de 2x2cm)
  6. Calienta un wok o sartén antiadherente, añade una cdta. de AOVE y saltea el calabacín y el tomate un par de minutos.
  7. Salpimienta y añade el pollo al wok, previamente escurrido.
  8. Saltea, todos los ingredientes juntos, 5 minutos más.
  9. Apaga el fuego.
  10. Adereza con un chorrito de AOVE crudo.
Sin comentarios

Deja un comentario