Tartare de tomate

Estrenamos agosto con una receta que no puede faltar en tu verano. Marchando un delicioso y refrescante tartare de tomate con un aliño muy especial, nuestro pesto de almendras.

En el lenguaje gastronómico, un tartare es una preparación de carne o pescado picado muy fino, servida con condimentos o salsas. Cuenta la leyenda que el plato toma su nombre de los tártaros de las estepas del centro de Asia, pero en realidad procede de la salsa tártara que acompañaba a la receta original.

Nosotras te queremos dar una versión 100% #vegetal , con la fruta del verano por excelencia, los tomates. Así que si quieres preparar un refrescante Tartare de tomate toma nota:

 

Ingredientes para el tartare (para 2 personas):

  • 2 tomates rojos (de carne firme)
  • 1 aguacate
  • 2 cu. de alcaparras
  • 1/2 cebolla tierna
  • 1 pepino pequeño
  • 1/2 limón exprimido.

 

Elaboración del tartare:

  1. Pelar el tomate, retirar las semillas y trocear en cubos pequeñitos ( tipo brunoise)
  2. Pelar y trocear del mismo modo la cebolla, el pepino y el aguacate.
  3. En un bol, mezclar todos los ingredientes troceados, añadiendo las alcaparras y el zumo de limón.
  4. Colar unos minutos el exceso de jugos con ayuda de una colador grande y reservar en la nevera hasta la hora del servicio.

 

Ingredientes para el pesto de almendras:

  • 150 g de almendras crudas
  • 2 tazas de albahaca fresca
  • Sal marina sin refinar
  • Pimienta cinco bayas molida
  • 1/2 taza de AOVE
  • 1/2 limón exprimido.
  • 1 diente de ajo sin germen central ( opcional, para los amantes del ajo)

 

Elaboración del pesto:

  1. Tostar ligeramente las almendras 8 min. en el horno a 160º.
  2. Colocar todos los ingredientes en un procesador de alimentos o usar una batidora con potencia.
  3. Triturar hasta conseguir una textura homogénea.
  4.  Rectificar de sal y acabar de triturar.
  5.  Guardar en un bote de cristal hermético en la nevera. Aguanta sin problemas unos 4 días. Sino lo vas a consumir en ese tiempo puedes congelarlo.

 

IDEA DE EMPLATADO:

Servir el tartare acompañado de unas hojas de lechuga, unos canónigos y/o rúcula. Napar con un par de cucharadas de pesto Y LISTO PARA DISFRUTAR!

Sin comentarios

Deja un comentario