SHINRIN-YOKU O BAÑOS DE BOSQUE

Últimamente de moda y en boca de muchos, pero en Japón ya en los años 80, la Agencia Forestal Japonesa los incorporó en la lisa de practicas saludables en su programa nacional de salud.

Pero ¿Qué son los baños de bosque? Son literalmente esto, bañarse…. Pasear de manera consciente y relajada entre sus árboles, escuchar su silencio y respirarlos. Los árboles desprenden unas sustancias volátiles (fitoncidos) que son los aceites esenciales que segregan para protegerse de insectos, hongos y bacterias. Estas sustancias no solo les protegen a ellos, también potencias nuestro sistema inmune cuando nos adentramos en un bosque y paseamos por él durante unas horas. Diversos estudios avalan los beneficios de estos baños, ya que se ha comprobado que disminuye el cortisol (hormona del estrés), el ritmo cardíaco y la presión arterial, y aumenta, además, las funciones inmunitarias (células NK o natural killer).

El Dr. Qing Li, inmunólogo japonés, investiga desde hace años los beneficios de los Shinrin-yoku para combatir el estrés y otras dolencias modernas de nuestro siglo.

El estrés diario, sobre todo el laboral, nos agota física y mentalmente, llevándonos en muchas ocasiones a sufrir una depresión. Este trastorno llamado “burn out” o “estar quemado” es una de las epidemias más extendida de nuestros tiempos.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Así pues, lo tenemos fácil ¿no?.

 

Escapémonos tantas veces como nos sea posible al bosque, regalémonos estos momentos únicos ara volver a la calma y resetearnos, y si no podemos hacerlo tanto como desearíamos.

 

¿Por qué no traernos el bosque a casa? La aromaterapia nos lo pone fácil. Hay diversos AE que nos pueden ayudar a disminuir los efectos del estrés, pero hoy os compartimos los que, especialmente, nos transportan a un bosque si los aplicamos en difusión.

  • Pino Silvestre. Reconfortante, tranquilizador.
  • Pino Silvestre + Abeto Negro. Recarga nuestras suprarrenales en caso de agotamiento.
  • Pino Silvestre + Ravinstara o Eucaliptus Radiata. Purificará nuestro aire y nos ayudará en afecciones respiratorias. Además, nos aportará energía. 3 gotas de cada puede ser suficiente.
  • Pino Silvestre + Abeto Negro. Ideal para estados de fatiga. 4 gotas de cada.
  • Abeto Negro + Abeto Blanco + Abeto Siberiano. El AE de abeto negro aporta fuerza y ayuda en estado de cansancio crónico. El AE de abeto blanco, es refrescante, alegre y balsámico. El abeto Siberiano nos aporta energía y bienestar. Nos da seguridad, nos transporta a los grandes bosques.

 

¡Feliz baño de bosque!

 

Post by Vero Capsir. Fuente: Antonia Jover: aromaterapiafamiliar.wordpress.com y flor-esser.com

1 Comment

Deja un comentario