maría corbalán

Siempre me había gustado todo aquello que tuviera que ver con la alimentación saludable pero no fue hasta hace muy poco cuando me dí cuenta de que quería realmente dedicarme a ello y poder ayudar a los demás a mejorar su salud igual que hice yo a través de unos hábitos y alimentación saludables.

Toda esta aventura comenzó cuando me dedicaba a la geología, debido a mi trabajo no me alimentaba demasiado bien y tenía demasiado estrés, eso acabó agravando el síndrome de intestino irritable que había sufrido durante años. Fué estudiando dietética cuando supe que mis problemas intestinales no eran normales, ahora puedo decir que después de un cambio de alimentación y hábitos por fin me encuentro bien.

Actualmente me sigo formando como psiconeuroinmunóloga clínica así como en coaching para ayudar a otras personas a encontrar la salud. No hay nada más bonito que ver a aquellas personas que han estado en una situación similar mejorar y tener por fin una vida sin dolores, ni cansancio, ni molestias, eso es lo que realmente merece la pena.