Galletas de coco, limón y canela

Con estas galletas de coco, limón y canela, ya no vais a tener excusa para caer en la telaraña adictiva de los ultraprocesados y la bolleria industrial. Son fáciles de preparar, saciantes, sin gluten, sin azúcar, con densidad nutricional y grasas sanas ¿se puede pedir algo más?

Sois muchos los que siempre nos preguntáis por opciones sanas para sustituir esos dulces que tanto echáis de menos al iniciar una mejora en vuestra alimentación. Especialmente madres y padres desesperados que no quieren que sus hijos acaben comiendo todos esos ultra-procesados en forma de galletas, bollería y dulces que inundan los pasillos de supermercados y los anuncios publicitarios en la televisión.

En Cocina tu Salud somos conscientes de que educar en alimentación saludable no es fácil en los tiempos que corren, pero justamente por ello, nos encanta aportaros herramientas y recetas para “knoquear al adversario 😉“. Por eso hoy, os traemos una nueva receta: Galletas de coco, limón y canela, que seguro harán las delicias de pequeños y mayores a la vez que nos nutren con ingredientes sanos y saciantes.

Ingredientes:

  • 2 huevos ecológicos
  • 3 cucharadas de AOVE
  • 60 g de harina de coco
  • 30 g de harina de almendra
  • 1 pellizco de sal marina sin refinar
  • 1 cdta de levadura sin gluten
  • 1 cucharadas sopera de canela de Ceylán
  • Ralladura de la piel de una limón

 

Elaboración:

  1. Mezclar todos los ingredientes con ayuda de un amasador o bien a mano, introduciendo los ingredientes en un bol y mezclando bien con ayuda de una espátula hasta obtener una masa uniforme.
  2. Precalentar el horno a 180ºC.
  3. Formar bolitas con las manos y chafar ligeramente sobre la bandeja de horno, previamente forrada con un papel vegetal de horneado.
  4. Cocinar unos 12-15 minutos.

Y ya tienes una deliciosas galletas sanas, sin azúcar, sin gluten y muy saciantes. Ofrécelas a tus hijos cuando te reclamen un dulce y tómalas tu también, con una infusión calentita, como opción cuando se te despierten los antojos por dulces.

Para los azúcar-adictos que aún no hayáis educado vuestro paladar, podéis añadir una cucharadita de miel, de azúcar de coco o un par de dátiles medjoul triturados a la masa. Per dad una oportunidad y probarlas tal cuál, sin azúcares añadidos. El coco y la canela ya aportan dulzor natural más que suficiente  a la masa.

¡Cocina tu Salud sin renunciar al placer, sano y rico son perfectamente compatibles y estas galletas son buena muestra de ello!

 

Sin comentarios

Deja un comentario