Ensalada de patata prebiótica

Volvemos con una receta veraniega, ensalada de patata prebiótica. Las ensaladas son rápidas, nutritivas, aceptan combinaciones infinitas. Son una excelente  opción como primer plato, o incluso plato único si le añadimos una buena base de hidratos y proteína.

La protagonista de nuestra receta es la patata. Pero no una patata cualquiera. Una, previamente cocida y enfriada. Con el proceso de cocinado y posterior refrigeración, el almidón que contiene la patata se transforma en #almidónresistenteun fantástico prebiótico para nuestra flora intestinal, nos ayuda a mantener bien nutrida a nuestra querida microbiota. 

Además, al consumirla así, disminuyen los carbohidratos asimilables, especialmente interesante para personas con obesidad o diabetes.
Y por si no lo sabes, la 🥔 es producto de temporada. Aunque puedas encontrarlas todo el año, la patata ahora está en su máximo esplendor.

INGREDIENTES:

Patatas
Cebolla roja/cebolla tierna
Aceitunas negras
Perejil fresco picado
Aceite de oliva extra virgen
Zumo de limón
Sal y pimienta.

PREPARACIÓN:

Hervir la patata entera con su piel y un poco de sal.
Enfriarla en la nevera para consumir al dia siguiente.
Disponer la patata en un bol (con o sin piel), añadir la cebolla roja o cebolla tierna en medias lunas (que puedes remojar en agua unos instantes para quitar un poco la acidez) y aceitunas negras (otro gran alimento prebiótico).
Rematar con una rica vinagreta de perejil fresco picado, aceite de oliva virgen extra, zumo de limón y salpimientar al gusto.

Le puedes añadir huevo picadito, caballa o bonito en conserva, verduras de verano 🥒🌶🍅 cortadas a trocitos y ahí tienes tu tupper ideal para llevar a la montaña o a la playa 🤗

Felices y frescos platos, a disfrutar del verano!

Sin comentarios

Deja un comentario