Dal de lentejas negras (Dahl makhani)

A petición de nuestros seguidores de Instagram, aquí tenéis la receta del Dal de lentejas que propusimos ayer para comer, una forma exótica de comer legumbres, que son una buena fuente de proteína vegetal. Eso sí, recuerda que si quieres aprovechar mejor el hierro de las lentejas, debes acompañarlas de algún alimento rico en vitamina C, por ejemplo, comiendo una naranja de postre.

Para las personas curiosas, os contaré que “Dal” es un término que se utiliza en el subcontinente indio para denominar a las legumbres cuando se les ha quitado la piel. También se utiliza este término para referirse a los platos que se hacen con este ingrediente.

Vamos allá con la receta:

DAL DE LENTEJAS NEGRAS (DAHL MAKHANI)

Ingredientes:

  • 300 g de lentejas negras o de lentejas pardina
  • Agua
  • 4 tomates pelados (o 200g de tomate troceado en conserva)
  • 1 cebolla grande picada
  • 1 trozo de jengibre fresco rallado
  • 3 dientes de ajo picado
  • 3 cucharadas de mantequilla clarificada o ghee
  • 1 cucharadita de comino en grano
  • 4 vainas de cardamomo (las semillas del interior)
  • 1-2 chiles verdes frescos (sin semillas) picados o una cucharadita de chile seco.
  • 1 cucharadita de cúrcuma molida
  • 1 cucharadita de canela en polvo
  • 4 clavos molidos
  • Sal
  • nata líquida o leche de coco
  • cilantro picado

 

Elaboración:

  1. Poner las lentejas en remojo la noche anterior (o como mínimo 2 horas antes).
  2. Escurrir y lavar las lentejas y poner en una olla a hervir con un poco de sal, durante unos 30 minutos (dependerá del tiempo de remojo). Las lentejas tienen que quedar blandas. Reservar.
  3. Mientras cuecen las lentejas, preparar la salsa de tomate, triturando el tomate con la cebolla, el chile y un pellizco de sal.
  4. En una sartén grande, calentar el ghee y añadir el ajo picado, el jengibre, el comino y el cardamomo. Sofreir durante unos 3 minutos, vigilando que no se quemen las semillas.
  5. Añadir a la sartén la salsa de tomate, el clavo, la canela y la cúrcuma. Cocer tapado durante unos 5 minutos.
  6. Añadir las lentejas reservadas (con algo de su caldo) y cocer todo junto durante unos 15-20 minutos a fuego lento. Rectificar el punto de sal y especias. Al final, debe quedar una textura cremosa (aunque reconozco que hoy a mi no me quedó así, por haber añadido poco caldo).
  7. Servir regado con un chorrito de nata o leche de coco y cilantro picado

 

Si estáis en casa con niñ@s y no les gusta el picante, podéis hacerlo sin chile, con un poco de pimienta. En casa le pusimos sólo un poco de chile seco y les encantó!!

¡A disfrutar!

 

Sin comentarios

Deja un comentario