Crema de tupinambo

Volvemos con las recetas con alimentos de temporada. Esta vez, con una crema de tupinambo que no te dejará indiferente este otoño.

Es muy posible que este tubérculo-raíz te sea completamente desconocido. Originario del continente americano, fue introducido en Europa por los franceses en 1613, de ahí su especial presencia el la gastronomía francesa.

Nutricionalmente es una auténtica joya: Rico en inulina, vitaminas antioxidantes, flavonoides y minerales clave como potasio,  magnesio, sodio y hierro.

Algunas de las opciones para preparar el topinambur en la cocina son:

  • Crudo: El topinambo se puede comer crudo, Rallado o cortado en rodajas finas para preparar un carpaccio o una ensalada.
  • Al horno: Límpialos muy bien, alíñalos con AOVE, un poco de sal o especias, y hornear a 175 °  durante 20-30 minutos.
  • Salteado: Junto a unas setas u otros vegetales.
  • Al vapor: cocina durante 10 a 15 minutos, aliña con ghee y cebollino fresco picadito, o un chorrito de zumo de limón y nuez moscada. ¡Una delícia!.
  • Chips: Corta en rebanadas finas con ayuda de una mandolina. Sal pimienta y aliña com un poco de AOVE o ghee. Colocar sobre una bandeja de horno cubierta por un papel de horneado, y hornea a 175º unos 20 min.
  • Cremas: Como la que os invitamos a cocinar a continuació.

 

Receta de crema de tupinambo con salmón salvaje y aceite de trufa

Ingredientes (para 2 personas):

  •  4 tupinambos
  •  1 puerro
  •  1/2 cebolla dulce
  •  1 diente de ajo sin germen
  •  1 hoja de laurel
  •  AOVE, sal marina sin refinar y pimienta cinco bayas recién molida.
  •  Topping: Unas láminas de salmón salvaje marinado o ahumado, cebollino fresco picado y un chorrito de aceite de trufa.

 

Elaboración:

  1.  Pela los tupinambos, el puerro y la cebolla y trocéalos.
  2.  Coloca los vegetales en una olla junto a la hoja de laurel y dos cucharadas de AOVE.
  3.  Salpimienta y saltea 5 minutos a fuego medio.
  4.  Cubre con agua mineral y cocina unos 15 minutos a fuego vivo.
  5.  Apaga el fuego y retira la hoja de laurel.
  6.  Añade un chorrito generoso de AOVE y tritura todo con una batidora de mano hasta obtener una textura homogénea.
  7.  Sirve en bols o platos hondos. Coloca unas láminas de salmón por encima y aliña con un chorrito de aceite de trufa. Espolvorea con cebollino fresco picado y ¡a disfrutar!

Otras ideas de toppings para esta crema son un huevo poché, unas tiras de pollo crujiente con rebozado de almendras o simplemente unas semillas ligeramente tostadas.

¿Hasta cuándo vas a resistirte a esta delicia? Corre al mercado, hazte con unos deliciosos tupinambos y ¡ Empieza a cocinar tu salud intestinal!

 

Sin comentarios

Deja un comentario