Crema de espinacas a la salvia

Ya estamos de vuelta, ¡se acabaron las benditas vacaciones! ¡Qué bien sientan y qué productivas que son!, ¿verdad? Como intuimos que os habéis dado un buen atracón de chocolate en honor  a la Pascua, hoy, lo mejor va a ser lanzaros una receta S.O.S, fácil de preparar y que os ayudará a depurar un poco esos excesos vacacionales. Una deliciosa crema de espinacas a la salvia.

Tomar nota que ahí va nuestra propuesta para la cena de esta noche :

👉 CREMA DE ESPINACAS A LA SALVIA

Las espinacas son una de las verduras más nutritivas y con propiedades muy pero que muy interesantes:

– Ricas en betacarotenos, precursores de vitamina A o retinol, la vitamina para la vista (y la piel, el pelo, los huesos…)

– Por su alto contenido en ácido fólico es un alimento adecuado para el embarazo.

– Su contenido en hierro no es tan alto como nos hizo pensar Popeye, pero al ser muy rica en vitamina C, favorece su absorción, por lo que son adecuadas en casos de anemia.

– Es una de las verduras más ricas en vitamina K, la vitamina antihemorrágica y gran aliada en casos de osteoporosis ya que ayuda a la fijación del calcio por parte del hueso.

– Nos aportan una dosis importante de magnesio, calcio y potasio.

La lista sigue, pero mejor otro día os lo acabamos de contar o no nos comeremos la crema ni mañana!

Así que ahí va la receta:

INGREDIENTES
2 puerros cortados a trozos pequeños
1 manojo grande de espinacas, bien lavados
2 tazas de agua o caldo vegetal
2 patatas medianas, peladas y cortadas a dados
aceite de oliva virgen extra
sal marina
6-8 hojas de salvia
2 cucharadas de semillas de cáñamo (u otro topping que nos obligue a “masticar” la crema)

PREPARACIÓN
En una olla, con un chorrito de aceite, sofreir el puerro
Añadir las patatas, saltear un poco con el puerro y, a continuación, añadir el agua, la sal y las hojas de salvia.
Cocer durante unos 15 minutos, hasta que la patata esté cocida. Añadir las espinacas y cocer durante 2-3 minutos más.
Triturar y servir. No olvidar añadir algún ingrediente sólido por encima (el hecho de masticar nos ayudará a digerir mejor y más rápido las cremas). Hoy hemos añadido semillas de cáñamo para aumentar la cantidad de proteína del plato (truco al canto para aquellos que necesitan enriquecer sus dietas con proteína y no sean muy amigos de tomarla de fuentes animales, para ellos las semillas de cáñamo pueden ser un buen recurso para aumentar su ingesta añadiéndolas a batidos, cremas, ensaladas, macedonias…)

Pues ahora sí, a disfrutar!

Sin comentarios

Deja un comentario