Crackers crudiveganos de semillas

Esta receta siempre triunfa cuando viene mi padre.Unos crackers crudiveganos de semillas, que se han convertido en su desayuno preferido acompañados de tahine!

En una de sus visitas a casa decidí preparárselos, con alguna variación sobre la receta original que me pasó su compañera y cocinera Pepa.
La preparación es un poco larga y laboriosa, sobretodo en el momento de estirar la masa, y también durante el secado de los crackers, ya que hay que girarlos para que se sequen bien por los dos lados. Pero bueno, al final vale la pena porque sale una gran cantidad de crackers y la verdad es que están muy ricos y van super cargados de omega 3!

INGREDIENTES
• 250 g harina de trigo sarraceno (la receta original se hacía con trigo sarraceno germinado)
• 250 g semillas de lino crudo
• 250 g semillas de girasol crudas
• 1 cucharadita de orégano
• 2 cucharaditas de curry
• 1 cucharadita de cúrcuma
• 5 cucharadas de aceite de oliva
• 1 cucharadita de sal marina
• 100 g tomates secos deshidratados (la receta original llevaba uvas pasas, lo podéis probar si queréis un toque dulce)

PREPARACIÓN
1. Poner en remojo, por separado, las semillas de lino y las de girasol, durante toda la noche.
2. Los tomates secos los hidrataremos durante una hora aproximadamente.
3. Escurrir y desechar el líquido de las semillas de girasol.
4. El líquido de las semillas habrá quedado con textura de mucílago, que ayudará a ligar la masa.
5. Escurrir los tomates ya hidratados y triturarlos con la mitad de las semillas de girasol.
6. En un bol grande, poner la mezcla triturada y añadir el resto de los ingredientes y especias. Mezclar bien y dejar reposar durante media hora aproximadamente.
7. Ahora hay que extender la pasta en bandejas de horno o deshidratadora, sobre papel o silicona, dejando el grosor más fino posible.
8. Meter en la deshidratadora o en el horno con una temperatura máxima de 40ºC y la puerta un poco abierta.
9. Después de unas 8-10 horas, cuando la masa esté suficiente seca, girar la masa y marcar con un cuchillo para facilitar luego el corte de los crackers.
10. Cuando estén bien secos, después de 8-10 horas más, sacar del horno o deshidratadora, cortarlos por las marcas anteriores y ya los podéis disfrutar! Como no os los podréis comer todos de un tirón, los podréis guardar en un recipiente cerrado, donde se conservan perfectamente durante una o dos semanas.

Sin comentarios

Deja un comentario