Chutney de membrillo

MEMBRILLO, PROTAGONISTA DE NUESTRO CHUTNEY ESPECIADO

Y ¡ya es miércoles! y con él, la receta prometida con el protagonista otoñal de la semana, chutney de membrillo especiado.

Pero antes de meternos en faena, ¿qué tal un poco de cultura culinaria?. A muchos eso del”chutney” os sonará a chino, ¿verdad?. Pues en realidad, el origen de estas elaboraciones está cerquita, en la India.

La palabra chutney es una derivación del vocablo hindi ‘chatni’. Para unos  significa “delicia agridulce hecha con especias para chuparse los dedos”. Para otros “un derivado del significado de chatni: aplastar”.

A mí me gusta definirlos como una galaxia de sabores. Entre las mermeladas y los encurtidos. Un equilibrio perfecto entre dulce, salado, agrio y a veces picante que da un juego infinito en la cocina. Son deliciosos acompañando tanto carnes, pescados o fermentados como los quesos.

Y ahora sí, nos lanzamos ya a preparar nuestro chutney de membrillo casero.

Ingredientes:

  • 1/2 kilo membrillos.
  • 1 taza vinagre de manzana eco.
  • 1/4 taza agua.
  • 4 dátiles medjoul o 6 dátiles normales ( sin hueso).
  • 1 cebolla cortada en juliana.
  • 2 unidades clavo de olor.
  • 3 estrellas de anís estrellado.
  • 3 vainas de cardamomo.
  • 1 trocito pequeño de vainilla en rama.
  • 1 cucharadita canela o 1 rama de canela.
  • 1 cucharadita de jengibre rallado.
  • 1/2 cucharadita de sal marina sin refinar y pimienta.

 

Elaboración:

  1. Yo lo he preparado en la crockpot, simplemente hay que pelar y trocear los membrillos. No importa si caen algunas semillas,  porque concentran nutrientes interesantes para la salud.
  2. Añadimos el resto de ingredientes y a cocinar unas 4h en alta, o hasta que veáis que se deshace el membrillo y se torna de color toffee dorado.
  3. Si no disponéis de olla de cocción lenta, podéis hacerlo a fuego lento, en una olla ámplia. Recordar remover para que no se pegue. El membrillo se debe deshacer y tomar a un color ambar dorado (que recuerda al toffee).
  4. Triturar con ayuda de la batidora de mano para obtener una texturahomogénea. O bien, envasarlo directamente en botes de cristal esterilizados, si os gustan los trocitos.

 

Y ¡ya tenéis vuestro chutney listo para disfrutar y animar infinidad de platos!.

Delicioso acompañando un solomillo de cerdo ibérico y unas verduritas horneadas. 😋😉

Sin comentarios

Deja un comentario