Alcachofas alla romana

Las “carciofi alla romana” son una de mis recetas preferidas.  Sencillas, fáciles de elaborar y absolutamente deliciosas.

Nunca olvidaré la primera vez que las probé, en una pequeña trattoria,  cerca de Campo di Fiori, en  una de mis ciudades favoritas, Roma.

En primavera son el ingrediente estrella de la gastronomía romana, llenan los mercados y las cartas de todos los restaurantes, y sin duda ofrecen tantas posibilidades culinarias como tu imaginación te permita: confitadas, en chips, guisadas, al vapor…o “alla romana”, de todas mi opción favorita.

Cómo sé que os gustan las historias culinarias, os contaré una que probablemente no conozcáis. Dice la leyenda que Júpiter se enamoró de un bellezón rubio, una tal Cynara, la cual lo rechazó, y cómo no, el dios enfurecido y con el ego por los suelos, la castigó convirtiéndola en Cynara scolymus, el nombre científico de la alcachofa. Y desde entonces, la preciosa alcachofa con su forma única, no ha dejado de llamar la atención de pintores y escultores de todas las épocas.

Y volviendo al mundo terrenal, ahí va mi versión de las carciofi alla romana, que espero os gusten tanto como a mí.

Ingredientes para 2 personas:

  • 6 alcachofas
  • 3 dientes de ajo pelados y sin corazón
  • 1 limón exprimido
  • 8 almendras crudas peladas
  • 1 ramillete abundante de hierbas aromáticas frescas: menta, albahaca y perejil
  • Sal marina sin refinar, pimienta recién molida
  • ¼ de vaso de AOVE
  • 1 vaso de agua mineral

 

Elaboración:

  1. Pelar las alcachofas y cortar las puntas. Dejar los corazones en remojo con las pieles del limón que hemos exprimido para la receta.
  2. En un vaso de batidora o un robot, triturar las almendras, los ajos, las hierbas aromáticas, el AOVE, el zumo de limón, la sal y la pimienta.
  3. En una crock-pot, o en su defecto una cacerola de base amplia con tapa, colocar la mezcla triturada.
  4. Escurrir las alcachofas y añadirlas a la olla/cacerola apoyándolas sobre su base.
  5. Cubrir con agua y cocinar tapado, unas 3h en la crock-pot y si las preparas en una cacerola a fuego lento, hasta que se consuma el agua.¡Y ya tienes unas deliciosas alcachofas listas para disfrutar!

Esta receta está deliciosa tanto fría como caliente y es una fantástica opción de batchcooking, por lo que te animo a que prepares muchas y las conserves en la nevera hasta 3 días, o incluso puedes congelarlas para ir consumiéndolas a lo largo de la semana.

Si es que Júpiter era un soberbio,  pero de tonto no tenía un pelo…

Sin comentarios

Deja un comentario